Publicidade

Ourense Termal


Atrás · Actualidade · A guía de ECO · Subscrición · Contacto

Subsidiariedad y proporcionalidad en la era Juncker: ¿mito o realidad?

PUBLICADO O 18 DE XUñO DE 2019 · (0)



FUNDACIÓN GALICIA EUROPA · ANA CRISTINA PéREZ MAROñO


Cuando el actual colegio de comisarios tomó posesión allá por noviembre de 2014, sus miembros, con Jean Claude-Juncker a la cabeza, establecieron 10 prioridades en las que se basaría su trabajo en los siguientes 5 años. Entre esas prioridades se encontraba el ‘cambio democrático’. La Comisión Europea se propuso realizar una mejora de la legislación, mejorando la calidad de las políticas y la legislación europea, a la vez que intentaba implicar a los ciudadanos europeos en el proceso legislativo.

Para la consecución de este objetivo se nombró a Frans Timmermans Vicepresidente primero de la Comisión. Sus objetivos: garantizar la mejora de la legislación y que toda propuesta respetase los principios de subsidiariedad y proporcionalidad. Estos principios regulan el ejercicio de las competencias de la UE y se encuentran consagrados en el artículo 5 del Tratado de la UE.

El principio de subsidiariedad garantiza que las decisiones se tomarán lo más cerca posible del ciudadano y la no actuación de la UE cuando la intervención de los Estados, las regiones o las ciudades sea más efectiva. En la misma línea, el principio de proporcionalidad garantiza que la acción de la UE no debe ir más allá de lo necesario para alcanzar los objetivos marcados.

De entre los instrumentos que la Comisión Juncker ha utilizado para garantizar el respeto de estos principios, el más importante es el “Grupo operativo sobre subsidiariedad y proporcionalidad y ‘hacer menos de forma más eficiente’”, creado en noviembre de 2017 para garantizar que la UE sólo actúe cuando aporte un valor añadido. Este grupo, presidido por Timmermans, estaba formado por seis miembros, tres de los cuales son miembros del Comité de las Regiones, institución que tras el Tratado de Lisboa se convirtió en guardián de la subsidiariedad. Su cometido era hacer recomendaciones sobre cómo aplicar mejor los principios de subsidiariedad y proporcionalidad, determinar las competencias que se podrían re-delegar o transferir a los Estados y establecer maneras de mejorar la participación de las administraciones locales y regionales en el proceso legislativo. El informe final del grupo operativo, publicado en julio de 2018, concluyó que es necesario buscar una nueva forma de trabajar para que las administraciones nacionales, regionales y locales hagan oír su voz con mayor fuerza en el proceso legislativo. Para esto, el grupo propuso un nuevo enfoque de “subsidiariedad activa” en el que todos los niveles del gobierno evalúen de manera estructurada la aplicación de estos principios.

En octubre de 2018, la Comisión trazó el camino para reforzar los principios de subsidiariedad y proporcionalidad en la elaboración de las políticas de la UE proponiendo introducir la “plantilla” de subsidiariedad planteada por el grupo operativo, que se integraría en todas las evaluaciones de impacto, valoraciones y exposiciones de motivos que acompañan a sus propuestas legislativas. Un avance que se espera realicen las demás instituciones europeas, y continúe el próximo colegio de comisarios. El trabajo realizado en los últimos años por la Comisión ha cosechado sus frutos, pues la OCDE ha calificado la actividad reguladora de la UE como una de las mejores en 2018.



Comentar








Enviar

Comentarios (0)