Atrás · Actualidade · A guía de ECO · Subscrición · Contacto

COVID-19: en tiempos extraordinarios acciones extraordinarias

PUBLICADO O 23 DE MARZO DE 2020 · (0)



MARíA CADAVAL · PROFESORA DE ECONOMíA APLICADA DA USC


La globalización económica es un hecho indiscutible y a partir de ahora lo será también la vulnerabilidad global de la que ya se ha tomado conciencia. El COVID-19 se ha cebado con Asia, Europa y América, tres áreas que producen el 70 % del PIB mundial, una pandemia sin precedentes en la historia reciente que lo cambiará casi todo y marcará un punto de inflexión en las relaciones económicas, sociales y laborales.

Hoy cobran más relevancia que nunca las palabras que el fundador de Microsoft, Bill Gates,pronunció en el año 2015 en el evento de Tecnología, Entretenimiento y Diseño (TED) cuando dijo que “cuando era niño lo que me preocupaba era una guerra nuclear, pero ahora el mayor riesgo de catástrofe global no es ese, sino que si hay algo pueda a matar a más de 10 millones de personas no serán misiles sino microbios”. Cinco años después  aquí estamos, con un virus que se propaga con virulencia, sin atender a razas ni fronteras y que va arrasando por donde pasa. En un primer momento, cada uno trató de levantarse como pudo, con políticas unilaterales, carentes de un gobierno global capaz de dar respuesta a este desafío mundial y con organismos internacionales –como la OMS– literalmente desaparecidos para lo sustancial. Ahora, tarde, empiezan a reaccionar y a tomar conciencia de que el problema no es local, sino global.

Todas las miradas están puestas ahora en dos esperanzas: por un lado la investigación que dé con un tratamiento contra el virus y, por otro, el sector público. La caída de la producción, el comercio mundial y el consumo son las constantes que muestran que la economía ha sufrido un shock inesperado de magnitudes desconocidas para el que no estábamos preparados.

Lo que comenzó siendo una crisis de oferta –originada por la parálisis en la producción que en China,la fábrica del mundo–, ha generado un shock de demanda –por la caída del gasto– y habrá que ver si no acaba derivando en un problema financiero por posibles insolvencias. En este escenario es fundamental que la intervención de los gobiernos sea creíble, consensuada y contundente.

La paralización de la actividad económica por un período de tiempo todavía indeterminado, interrumpe múltiples canales por los que habitualmente circulan los flujos de renta, lo que hace indispensables medidas de choque que eviten cierres definitivos. La batería de medidas recogidas en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, van encaminadas a apuntalar la protección de los colectivos más vulnerables, a apoyar la actividad productiva mediante instrumentos de liquidez extraordinarios y a potenciar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) frente a los definitivos (ERE), así como el apoyo a la investigación. Una movilización de recursos inédita, que ronda los 200.000 millones de euros, dentro de los que es fundamental el papel del sistema financiero, otrora parte del problema, ahora llamado a ser amortiguador de la caída y palanca de la reactivación.

Tras la inyección de liquidez inicial a los bancos, vino un programa de avales y garantías del gobierno, que completó un programa de acompañamiento europeo a la altura de las necesidades. El programa de emergencia aprobado por el BCE atenderá la compra de activos en una suerte de eurobonos en versión descafeinada. La mutualización, al menos temporal de los riesgos que ha tocado asumir, quiere garantizar que el crédito fluya a la vez que contener el precio de la deuda, pues una subida de la prima de riesgo sería ahora letal para algunos países, entre ellos España. Los planes del Gobierno se hacen ahora un poco más creíbles, pero el efecto final de esta crisis dependerá sobre todo de su duración, mientras tanto, como afirmó Lagarde “en tiempos extraordinarios, acciones extraordinarias”.



Comentar








Enviar

Comentarios (0)